Friday, 2 November 2012

Feliz cumpleaños muerte

Anoche asistí a un tipo de evento al que hacía años no asistía: un recital de poesía. Más de una docena de poetas fueron reunidos por el Tercer Festival de Literatura de Bogotá en la Galería Café Libro. Los poemas a leer debían tratar sobre la muerte a propósito de la fecha del evento. Noviembre primero, día de los muertos. El evento también incluía un homenaje a la recientemente fallecida Chavela Vargas. El concierto estaba a cargo de una cantante colombo-japonesa. Tremenda mezcla, pensé. Por eso, decidí asistir y a pesar de que no me quedé al homenaje, tuve la oportunidad de escuchar nombres de poetas que no conocía. De la docena de autores que leyeron sólo me gustaron los siguientes: Camila Charry, quién leyó un poema sobre violencia y lo aparejó con la imagen de un perro rabioso. La imagen de lo segundo lo recuerdo mas que lo primero porque la construcción de las imágenes sonaban tan bien caladas que se me quedaron atoradas en mi memoria a corto plazo. Esto más la buena dicción y claridad de la lectura del poema, me llevaron a preguntarle dónde podía leer mas de esas imagenes. Ella mencionó un libro suyo "Detrás de la bruma" y un periódico virtual "Confabulación" en donde ha publicado algunos de sus poemas. Este es un periódico virtual que le llega a 90.000 lectores semanales!


También me gustó un poema de Julio Daniel Chaparro. Lo leyó el anfitrión del evento y no el autor mismo porque fue asesinado en los 90's. Aún no tengo esta historia  pero ese dato ya es suficiente para alimentar mi curiosidad y buscar. Debo mencionar también a otra poeta: Gabriela Santa quien leyó un poema sobre la guerra. Me impresionó la calidad de las imagenes hiladas para describir una situación dolorosa. Siguiendo el tema del poema, ella le imprimió un tono al leer que realmente me causó impresión. Por lo que va hasta ahora, me gustaron los poetas que leyeron siguiendo al poema y no arrastrándolo, como cuando se canta una canción con desgano. 

Por lo anterior, se me ocurrre pensar en cómo se debería leer un poema. Debe haber mucha literatura al respecto, pero personalmente creo que un buen lector de poesía debiera evitar ese sonsonete de político setentero que quiere evangelizar a sus oyentes o cualquier rastro de sonsonete de sermón de Semana Santa, a menos que el poema lo requiera. Un buen lector de poesía debiera tener buena dicción y saber modular la voz para expresar el tono del poema: tristeza o alegría, de rabia o de dolor, de sarcasmo o halago. Si todos los poemas del mundo fueran leídos así, la poesía acabaría por gustarme del todo sin importar el tema o el tono.

No comments:

Post a Comment