Thursday, 12 July 2012

ELi and Ela


Estaba ella, frente a su laptop, el que su padre le había regalado hacía unos días por su grado como periodista. De pronto él se conecta, ese hombre con el que no había cruzado palabra en vivo jamás, pero que era su confidente virtual. Al ignorar su verdadera identidad, ella podía inventarle capítulos retorcidos sobre sus gustos sexuales o contarle cómo algún editor de alguna revista importante le había destrozado con tinta roja el trabajo de más de 1 año de investigación. Tan disímiles eran las historias de ella cada vez que se desahogaba, que él escuchaba esperando con ansia la historia del día. Poco o nada le importaba que fueran ciertas o no. Él tampoco revelaba su identidad y le divertía pretender ser alguien más o él mismo. Ella tampoco sabía cuando era él mismo el que hablaba o algún alter ego de su conducta bipolar. No importaba. Ya habían pasado más de dos años en ese juego de máscaras y ninguno se cansaba. Si el uno no jugaba, el otro lo provocaba y jugaban a cualquier cosa. Era una buena estrategia para lidiar con el aburrido trabajo de ella y el demasiado quehacer de él.


-    Necesitamos un par de nombres
     Estoy cansado de llamarte "tu"
     "Oye tu”
    Ya eres alguien en mi Gtalk
    odio que dejes el espacio 
    de tu nombre en blanco
    Enviado a las 11:39 PM
... Y q sugieres? Zoila Rosa? lol :D 
    Enviado a las 11:40 PM
-   C'mon! no te podria llamar zoila rosa ni a bala!
    eres demasiado sexi para llamarte así...
 Enviado a las 11:42 PM
 ...  lol
 Enviado a las 11:42 PM
 
- Q tal Ela? 
  en portugués se pronunsian 
  ambas vocales con la boca muy abierta...
  como me gustaria besarte hoy ;)
Enviado a las 11:44 PM

... entonces yo te podria llamar Eli en portugues tambien 
Enviado a las 11:45 PM

- suena re-gay
Enviado a las 11:48 PM

... y lo podría pronunciar como en ingles ilai
    eso no suena gay y es bien anonimo
Enviado a las 11:50 PM

- ok... es anonimo
Enviado a las 11:55 PM

Ponerse nombres ya era algo que los acercaba cómplicemente a algún tipo de encuentro más cercano que las cámaras de sus computadores. Alguna vez Ela había accedido dejarse ver pero la maldita se puso la peluca rosada y el antifaz de alas del último Halloween. Así que Eli se quedó con las ganas de verle la cara porque el resto sí lo vio todo claro y con mucha luz. En aquella ocasión, Eli no había tomado sus medicinas y estaba obsesionado con la suciedad atrapada en el teclado de su computador. Iba y venía una y otra vez tratando de encontrar con qué limpiar el teclado y mientras tanto Ela se retorcía de ganas por romperle el teclado en la cabeza para que le pusiera atención al nuevo vestido que había comprado. 

Al fin, Eli, encontró con qué limpiar el teclado: su cepillo de dientes y comenzó la tarea de limpiar tecla por tecla, hendidura por hendidura. La cámara encendida mostraba a Ela poniéndose el vestido e Eli le insistía que un catálogo online nunca le iba decir cómo era en realidad un producto hasta que no lo tocaba. 


Ela: pues el vestido se siente bien :b
Enviado a las 1:22 AM 
  

Eli miró la pantalla y ahí estaba ella con la peluca rosada, el antifaz de alas de halloween y un vestido asimétrico de Versace.

ELi: Le falta una manga!
Enviado a las 1:22 AM 
ELi: Y el cuero negro con  el dorado
 y las plumas azules del antifaz 
no combinan con el rosado de la peluca! 
Enviado a las 1:22 AM 

ELi: lol
Enviado a las 1:23 AM 
Ela: entonces asi, si? :D
Enviado a las 1:29 AM 

 
ELi giró la cabeza hacia la pantalla y la vio sólo con la peluca y el antifaz puestos. Su cuerpo blanco resplandecía sobre el sillón de terciopelo verde sobre el que ella siempre se sentaba a chatear. Los ojos de  ELi quedaron inmóviles sobre los redondos pezones de Ela y le fastidiaba pensar en que el teclado aún estaba demasiado sin limpiar para escribirle algo bonito... o bien sucio que le hiciera abrir las piernas o algo. En ese preciso instante Ela empezó a reírse del pobre Eli que no podía decidirse entre los pezones o el teclado


Ela: Qué es lo que te pasa?
Enviado a las 1:39 AM 
Ela: Buenas?????????????
Enviado a las 1:45 AM 
Ela: qué aburrido eres! #
Enviado a las 1:52 AM 
Ela: ni así logras decirme nada sobre mi vestido
solo quería preguntarte si se veía mejor en el catalogo
o sobre la silla :b
o puesto!
Enviado a las 1:58 AM 
Eli: no puedo responderte ahora! 
Enviado a las 2:12 AM 


Eli: Fuck! 
mi teclado esta muy sucio
Enviado a las 2:18 AM 

Eli: ahora tengo que salir a comprar 
un cepillo de dientes 
use el mío para limpiar
qué asco 
Enviado a las 2:25 AM 
Ela: si, qué asco. Das asco! :S
Enviado a las 2:26 AM 
Eli: hablamos luego
Enviado a las 2:28 AM 
Ela: buuuuuh
Enviado a las 2:28 AM 
 

Ela había pasado muchas horas viendo catálogos online para comprar un vestido. Su padre le había dado una de sus tarjetas de crédito para comprar lo que quisiera sin importar el precio. "El grado es una cosa para de veras celebrar y tienes que estar vestida a la altura. No vayas a comprar uno de esos sastres que se ponen todas. Y si te pones tacones, practica por favor. No quisiera que te quebraras un tobillo intentando recibir un diploma" A la altura pensó Ela. Se la pasó mirando durante horas y horas un vestido. Versace. Y otro par de días con los zapatos. Manolo Blahnik. Bien. 
Cuando su padre la vio antes de salir a la ceremonia de grado, sólo atinó a decir "Parece que vas a la entrega de unos premios Grammy y no a tu grado". Pero ya no había nada que hacer. La asimetría del vestido dejaba ver el tatuaje de su hombro izquierdo y había exagerado con la pestañina. Así recibió el diploma y el aplauso de burla y ovación luego del sentido discurso ante todos los asistentes.
Después de la cena y el brindis, Ela se encontró con sus amigos en el bar de siempre, se tomaron un par de Jack Daniels y de pronto el aburrimiento la atacó así que se despidió de todos y llegó a casa a ver si  ELi estaba conectado pero no estaba. Eran las 2 am de un viernes cualquiera y Ela se sentía como una cualquiera sin saber nada de Eli. Mierda! pensó Ela.

Los siguientes días Ela lo buscó, le escribió varias veces a su correo electrónico pero  ELi no aparecía. Semanas después, Eli le escribió un mensaje corto pero certero: 


cuando me mostraste aquel vestido antes de tu grado, vi también tu tatuaje.
yo también estaba en tu grado y te reconocí por eso

Lo que mas me gustaba de ti es que en la pantalla tu eras como yo: cambiante cada día...

Pero ese dia te pude ver como la única que eres y eso que vi no era Ela, era otra :( 

Ya no tomo mas medicinas ni voy más al siquiatra desde entonces. 

porque si esa que vi eres tú, la misma con quien yo chateaba, entonces yo estoy bien cuerdo, al menos más que tú :b

Y sin más,  ELi desapareció del alcance de Ela. Le escribió muchos mensajes respondiéndole mil cosas: que lo extrañaba, que mejor hubiera escogido un vestido Emilio Pucci o Dolce and Gabana, que lo quería ver, que lo amaba. Mierda. Todos los mensajes rebotaban a la bandeja de entrada como si el correo electrónico de Eli no existiera. Y no existía. Eli ya no existía. Luego de algunas semanas de intensa búsqueda en Google+, facebook, orkut, hi5, badoo, etc., Ela se dio por vencida.
Una mañana, Ela tomaba un café y tomó el periódico. Echó un vistazo a toda la primera sección, la segunda y llegó a la última donde estaban los obituarios. Escaneó rápidamente los nombres y allí estaba! Eran muchas personas las que lamentaban la muerte de  ELi. ELi. Así sin apellidos ni segundos nombres. Estaba escrito del mismo modo que aparecía en su Gtalk. ELi. No había duda, era ELi.

No comments:

Post a Comment