Monday, 20 September 2010

Lluvia

Hacía tiempo que en esta ciudad no llovía tan tristemente.
Las nubes habían olvidado ya sus vestidos grises en sus baúles de agua,
Y el asfalto no recordaba el golpe de sus lágrimas de plata.
Hasta yo misma había olvidado
El sonido de esa lluvia –ahora tardía-
Y su aire enrarecido.

Mayo 2001

No comments:

Post a Comment