Friday, 20 August 2010

Thank you note

Sr. Robi Draco Rosa:

Esta nota tiene un único propósito y es agradecerle de corazón por todo. Gracias a su trabajo, pude conocer cosas que de otro modo no hubiera sido posible. Podría hacer una gran lista, pero seré breve: Si no hubiera tenido en mis manos el disco Frío, no hubiera conocido a Camarón de la Isla, y por ende no hubiera sabido del cante jondo ni de su visceral forma de contar/cantar; si no hubiera tenido en mis manos Vagabundo, no me hubiera obsesionado por encontrar el verso al que hace referencia Hablando del amor y no hubiera conocido a Panero, ni hubiera comenzado a entender a Baudelaire ni a Verlaine ni a Rimbaud. Cuando estaba estudiando Literatura Inglesa en la universidad, tuve que leer a Blake y mientras escuchaba Vagabundo y Penélope pude comprender un poco más toda esa imaginería con todo y guitarras. Yo no sabía tampoco lo que era Chopin ni Vivaldi; ese tipo de música no me había interesado hasta entonces.

Pero lo más importante de todo eso es cómo su música me sienta a escribir. A Vagabundo lo dejé de escuchar por un buen tiempo, y fue impresionante cómo al escuchar ese disco por “segunda vez” me produjo otro mar de sensaciones que me llevaron a escribir cosas que sólo se me ocurren al leer literatura. Cuando escuché Mad Love sucedió lo mismo: muchas cosas venían a mi cabeza y tuve que plasmarlo en el papel. La diferencia con la literatura está en la música que contiene todas sus letras. La música es la que me toca y me lleva. Aunque no sé de eso, puedo apreciar cosas como cuando escucho la Orquesta Sinfónica tocando algo de Bach o Rachmaninov en vivo: toda mi piel hormiguea al son de cada nota y eso mismo percibí en Mad Love. Por todo lo anterior, muchas gracias. Por todas las puertas que quedaron abiertas, por todos los momentos que su música ha acompañado, porque no ha sido en vano, mil gracias.




Bogotá, febrero de 2005

No comments:

Post a Comment